La caída de Nina

Soy reservada, siempre lo fui. Puedo hablar con alguien nuevo y mantener una conversación, siempre y cuando sea alguien que me haga sentir a gusto. Si no te conozco y encima no me caíste bien a la primera, cagamos. Sin embargo, una vez que entramos en confianza: ahí vamos, puedo ser el ser más confianzudo…… Sigue leyendo La caída de Nina