Un paseo por el Soho

Una canción de amor. Dos, tres, miles. Una tarde soleada en medio del invierno. Pasos liberadores. La luz que reconforta y el calor que abriga.

Mi cuaderno viaja conmigo. Mi letra apenas se entiende. Lugares por los que soñé pasar, hoy existen como recuerdos de una vida antigua. Memorias de una historia que nunca fue.

Recorro las calles que hasta hace poco significaban algo completamente opuesto. Veo con otros ojos lo que en algún momento fue mi vida. ¿Y quién soy hoy? ¿Qué me llevó a cambiar la perspectiva?

Necesito mantener mi contacto con el mundo. Verlo desde afuera para interpretarlo y a la vez sentirme parte de él. Necesito conexiones.

La desconexión física con la realidad fue necesaria para apreciar los lazos que la mantienen unida. Encontrar mi propósito fue parte del proceso.

Me topé con una casita azul que parece salida de un cuento. La necesidad de vivir otra realidad es demasiado fuerte, y la posibilidad de satisfacerla hoy se ve a la distancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s